APIÑAMIENTO SEVERO TRATADO CON BRACKETS DE AUTOLIGADO DAMON Q.

  • Gema Aranzazú Álvarez-García
  • Cirenia Pricila Vega-López
  • Erik Hernández-Roldán
  • Jacqueline Adelina Rodríguez-Chávez
  • José Luis Méléndez-Ruiz
  • Dora Rubio-Castillón
Palabras clave: apiñamiento severo, brackets de autoligado, tratamiento sin extracciones

Resumen

Introducción: la decisión de un tratamiento con extracciones depende en gran medida de los tejidos blandos. La filosofía Damon, utiliza brackets de autoligado pasivo, está basada en el concepto de que provee la mínima fuerza requerida para iniciar el movimiento dental, ya que mantiene los dientes dentro de una “zona óptima de fuerza”. La expansión transversal se puede lograr aliviando la presión muscular externa, usando aparatos palatinos para expansión, y más recientemente se ha sugerido el uso de aparatología fija con arcos amplios. Objetivos: corregir el apiñamiento, lograr clase I molar y canina, mantener el perfil, obtener sellado labial y mejorar formas de arco. Descripción del caso: paciente masculino de 14 años de edad que refiere como motivo de consulta “mis dientes de arriba y abajo se están metiendo”. Se diagnosticó un patrón dolicofacial, perfil convexo, clase II esqueletal, clase I molar, clase I canina y apiñamiento severo. Se realizó tratamiento de ortodoncia correctivo, sin extracciones, con brackets de autoligado pasivo slot 0.022” torque estándar Damon Q, con una duración de 24 meses. Resultados: se logró al- canzar los objetivos planteados, se mantuvo el perfil, la clase molar y canina, se corrigió el apiñamiento y se consiguió el sellado labial. Conclusiones: el sistema de autoligado pasivo es el tratamiento de elección en casos de apiñamiento moderado y severo, en donde se requiere de cierta expansión dentoalveolar para lograr la alineación de todos los órganos dentarios en la arcada y no se requiera modificar el perfil del paciente.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2022-05-30